domingo, marzo 3

Una mujer acudió a un curandero para interrumpir su embarazo; terminó en terapia intensiva y le retiraron el útero

En el departamento de Cochabamba, una mujer de 28 años y que tiene cuatro hijos terminó en estado crítico, después de que acudió a un curandero para interrumpir su embarazo y sufrió una grave hemorragia, reportó radio Pío XII

La madre llevaba 10 semanas de embarazo cuando asistió al curandero.

“Ha ido al curandero, le ha dado gran cantidad de porciones, fórmulas, inclusive según comentan los familiares, se le ha colocado algunas cosas ahí abajo”, informó el director del Hospital Maternológico, Antonio Pardo.

Primero la mujer sufrió la hemorragia en su casa, pero por la gravedad fue llevada a un centro médico, de donde fue derivada al Maternológico.

El doctor Pardo indicó que la paciente tenía indicadores de sangre casi incompatibles con la vida, pero estaba respirando.

La paciente recibió tratamiento con sangre, plaquetas, plasma, líquidos antibióticos y se le trasladó a terapia intensiva. En la revisión posterior, los médicos observaron que la mujer tenía una condición grave que provocó quitarle el útero.

“Salió pus del útero, de la matriz. Entonces se ha tenido que proceder a quitar toda la matriz, más el ovario derecho.  Se ha dejado su lado izquierdo porque tiene que estar como mujer, si se le quitan los dos ovarios su vida va a ser diferente”, explicó el doctor Pardo.

El médico señaló que sería el segundo caso similar que se atiende en el centro médico. Lamentó la falta de confianza de algunos pacientes de asistir a hospitales.

Vía: Opinión