viernes, abril 12

Tribunal condena a 30 años de cárcel a dos implicados en el asesinato de la concejala Juana Quispe

Tuvieron que pasar casi 12 años para que finalmente se haga justicia. El Tribunal Cuarto de Sentencia de La Paz emitió este jueves la sentencia de 30 años de cárcel para el exalcalde del municipio paceño de Ancoraimes, Félix Huanca, y para el expresidente del Concejo Municipal, Pastor Cutile, como autores del asesinato de la concejala Juana Quispe.

En la determinación, la autoridad jurisdiccional impuso una pena de 15 años de reclusión para  Basilia Ramos, exsecretaria del Concejo; y 2 años de cárcel para Exalta Arismedi, quien estuvo con la víctima el 12 de marzo de 2012 y encubrió el crimen cometido entonces.   

En la última audiencia del juicio, que comenzó desde la mañana hasta horas de la tarde, las partes del proceso emitieron sus alegatos finales antes de conocer la sentencia por el crimen, considerado como político por la parte denunciante.

Tanto Huanca como Cutile deberán ser recluidos en el penal de San Pedro de la ciudad de La Paz mientras que Ramos en el Centro de Orientación Femenina (COF) de Obrajes. En el caso de Arismendi se prevé que se le imponga el “perdón judicial”, es decir, no estará en la cárcel.

“Las hermanas (de la víctima) están muy emocionadas con la sentencia y con los resultados porque son 12 años de esfuerzo, 12 años de haber combatido con el poder que tenían los acusados y sus contactos políticos”, afirmó a ERBOL la abogada de la familia, Valquiria Lira.

El juicio comenzó en febrero de 2023 y en total se realizaron al menos 35 audiencias hasta llegar a la última etapa del proceso. Se tiene previsto que el 9 de enero se dará a conocer la fundamentación y la lectura integra de la sentencia.       

Casio Villanueva, tío de Juana Quispe, consideró que la sentencia dictada contra los dos principales autores era “lo justo” a pesar del tiempo transcurrido y más aun ya que ninguno de los involucrados estaba detenido preventivamente.   

“Son 12 años que pasaron que no hubo justicia, pero por fin fueron sentenciados”, añadió, mientras que su hermana, Francisca Quispe Apaza, dijo que con la sentencia “por fin” descansará el alma de su familiar. 

Juana Quispe fue conocida por el liderazgo que tuvo en su tierra natal Llojllata Laymini, cantón ubicado en el mismo municipio de Ancoraimes, lo que la llevó a continuar en la carrera política y llegar a ser concejala electa.

Sin embargo, en el camino tuvo que atravesar una serie de trabas y hostigamiento de Huanca y sus excolegas –todos del Movimiento Al Socialismo (MAS)– que la impidieron ejercer el cargo de concejala que la obligaron a renunciar bajo presiones hasta llegar a su muerte.

El 12 de marzo de 2012, la mujer aceptó una invitación para asistir a una movilización en La Paz junto a Huanca y luego a almorzar. Luego no se supo más de ella hasta el día siguiente, cuando su cuerpo fue hallado cerca de un río con señales de estrangulamiento.

El caso de Juana Quispe es considerado como “emblemático e histórico” ya que posteriormente se impulsó el tratamiento y la promulgación de la Ley 243, Contra el Acoso y la Violencia Política hacia las Mujeres.

Vía: Erbol