viernes, junio 14

Transporte interdepartamental suspende venta de pasajes por la nueva carretera por cierre de El Sillar

La ABC optó por cerrar los dos carriles de la Doble Vía El Sillar para concluir los trabajos de limpieza de la carretera que está llena de escombros por los derrumbes. Se espera que hasta el miércoles la vía quede expedita

Los operadores del transporte interdepartamental de la terminal Bimodal de Santa Cruz informaron que suspenden hasta nuevo aviso la venta de pasajes al interior del país por la nueva carretera a Cochabamba.

La decisión se debe a que los trabajos continúan en la zona que se vio afectada por los derrumbes la madrugada del domingo, lo que provocó que la Doble Vía El Sillar colapse por la gran cantidad de escombros que volvieron intransitable la carretera recientemente inaugurada por el presidente Luis Arce.

El director de Tránsito de la terminal Bimodal Santa Cruz, Elvis Núñez, informó que, de acuerdo con los reportes de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), se determinó suspender la salida de los buses interdepartamentales por la nueva carretera de manera indefinida.

“Nos informan que en la zona del El Sillar sigue lloviendo y que los trabajos de limpieza continúen, por eso como precaución, todas las salidas, hasta nuevo aviso, se realizará por la antigua carretera a Cochabamba”, precisó Núñez.

El presidente de la ABC, Marcel Claure, señaló que tras varias horas de trabajo se logró habilitar un carril para que los vehículos puedan circular, pero fue algo momentáneo. El paso tuvo que ser suspendido nuevamente y se estima que se completarán los trabajos en la vía de bajada hasta el miércoles.

“Hicimos una evaluación y dijimos que, por lo menos, habilitar el paso de bajada nos va a tomar unas 48 horas, de manera que no existan riesgos para vehículos ni para los pasajeros”, remarcó Claure.

Sobre el tema, Edgar Montaño, ministro de Obras Públicas, remarcó que los problemas están en kilómetro 102, 105, 106 y 108.

“Para tratar de descongestionar el lugar por unas horas se dejó pasar al transporte liviano. Pero por un tema de seguridad no se dejó transitar al transporte pesado. En la zona sigue lloviendo, para tener una idea en Cristal Mayo llovió en pocas horas 41 litros por metro cuadrado, cuando lo habitual es 20 litros por metro cuadrado”, explicó Montaño.

Vía: El Deber