jueves, junio 20

Tigo recibe sello de oro por sus acciones en contra de la violencia hacia las mujeres

  • El reconocimiento es otorgado por el Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional y valora las iniciativas enfocadas en la prevención y el compromiso interno para generar conciencia entre clientes y colaboradores sobre esta problemática.

El dato es alarmante: de enero a octubre de este año, 25 mil mujeres sufrieron violencia familiar o doméstica. Así lo revela la Defensoría del Pueblo en su último reporte a propósito del Día de la Mujer en el país. Con el propósito de generar conciencia y reducir a cero la violencia en contra de las mujeres, el Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional creó el Sello “Empresa Comprometida con una Vida Libre de Violencia Contra las Mujeres” y este 2023 a distinguido a Tigo con el sello de oro por sus iniciativas para contrarrestar esta situación.

Tigo, la empresa de telecomunicaciones ha sido distinguida por sus avances en esta lucha. Rodrigo Rojo, director de Asuntos Corporativos de Tigo, aplaudió la iniciativa y agradeció que hayan valorado los programas y proyectos que la empresa desarrolla tanto a nivel interno como externo en la reducción de la violencia en contra de la mujer, la prevención y la innovación para generar conciencia entre sus colaboradores y clientes.

“Este sello tiene un significado importante para nosotros como compañía porque además del fomento a una vida libre de violencia, reconoce los esfuerzos por la inclusión y la equidad. En ese sentido, en Tigo desde el 2022, hemos puesto en marcha numerosos proyectos para desarrollar competencias que favorezcan el crecimiento profesional de las mujeres y que garanticen la igualdad de oportunidades desde el proceso de contratación hasta las políticas de promoción y de pago de salarios”, aseguró Rojo.

Durante el acto de entrega la ministra de la Presidencia, María Nela Prada felicitó a las empresas que se presentaron y a las que obtuvieron el Sello; asimismo, remarcó que la presencia de las mujeres a nivel dirigencial, gerencial y en espacios de liderazgo, representa una larga lucha, “es la lucha de muchas que nos han abierto caminos para estar aquí y a nosotras nos toca seguir abriendo caminos para las que vendrán después. Este Sello es un motivo de celebración para todas nosotras”, manifestó Prada.

Programas internos y externos que empoderan a las mujeres

Cuatro de cada diez colaboradores de Tigo son mujeres; en el sector de las telecomunicaciones solo dos de cada diez corresponden a trabajadores del sexo femenino.

La meta, según Mendoza, es lograr en pocos años que cinco de cada diez sean mujeres. Para ello, desde hace unos años, Tigo trabaja en un compromiso interno que incluye al menos cuatro actividades importantes: un Código de Conducta y lineamientos específicos para garantizar un ambiente de trabajo con igualdad de oportunidades, sin discriminación ni acoso. la Una Política de Ambiente Laboral Positivo enfocado en la protección de la mujer brindándole respeto y condiciones de trabajo dignas y Eleva Tu voz que tiene el propósito de proteger a las personas que denuncien cualquier vulneración al Código de Conductas y las políticas de la empresa.

En cuanto a Medidas de Prevención, Tigo cuenta con un Código de conducta del proveedor, un Reglamento sobre comportamiento en comunicación imagen e interacciones externas e impulsa el Curso Diversidad, Equidad e Inclusión haciendo énfasis en el tema de la seguridad psicológica como camino hacia ambientes más innovadores y colaborativos logrando capacitar a más de 2.200 colaboradores; así también impulsan el taller “Sesgos inconscientes”, el de “Líder Cercano” y cuenta con el Programa de Atención al Colaborador (PAC) que brinda apoyo psicológico en caso de violencia intrafamiliar.

Sumado a esto, Tigo desarrolla programas innovadores dirigidos a la mujer. Uno de ellos es Conectad@s, donde la empresa, en alianza con la IFD Crecer, capacita a mujeres en habilidades digitales y educación financiera logrando durante el primer semestre del 2023 capacitar a más de 39.000 mujeres. Así también el programa Conéctate Segur@ que ha capacitado a más de 30.000 niños, niñas y adolescentes entre ellos padres y madres en formas de prevención del ciberacoso, sobre los riesgos de acceder a internet y formas de prevenirlo; el programa Maestr@s Conectad@s que en esta gestión ha fortalecido de manera gratuita las habilidades digitales de 36.000 personas dedicas a la enseñanza educativa y fuimos los pioneros en crear el primer canal dedicado completamente a la educación denominado Educatigo.

Un sello impulsado a través de un Decreto

El 17 de agosto de 2022, el presidente Luis Arce Catacora firmó el Decreto Supremo 4779, que crea el Sello “Empresa Comprometida con una Vida Libre de Violencia Contra las Mujeres en el Estado Plurinacional de Bolivia”, con la finalidad de incentivar y reconocer a aquellas empresas comprometidas que trabajan en la prevención e implementación de acciones que coadyuven a la construcción de una cultura despatriarcalizadora.

El sello empresarial categorizado en Oro, Plata y Bronce es entregado a las empresas públicas y privadas que hayan emprendido acciones de lucha contra la violencia hacia las mujeres, para mostrar ante la población el compromiso de estas y su responsabilidad social con la temática. Las empresas reconocidas contarán con el sello estampado en cada uno de sus productos.

El sello de Bronce (categoría compromiso) se otorga a las empresas que contemplan en su normativa interna disposiciones para la prevención y atención de casos de acoso y violencia contra las mujeres. El sello de Plata (categoría prevención), además de todo lo que conlleva el sello de Bronce, premia a las empresas que trabajan en la prevención interna y externa de la violencia contra las mujeres. Y finalmente el sello de Oro (categoría innovación) es otorgado a las empresas que además de contar todo lo anterior, realizan acciones e implementan nuevas ideas y prácticas que contribuyen en la prevención de la violencia contras las mujeres y coadyuvan a la construcción de una cultura despatriarcalizadora.