domingo, mayo 19

Presidente escucha experiencias de censistas, empadronadores destacan amabilidad y calidez de los bolivianos

En una reunión en la ciudad de Santa Cruz, el presidente Luis Arce escuchó este martes las experiencias de censistas voluntarios quienes destacaron la amabilidad y la calidez de los bolivianos el sábado 23 de marzo.

“Queremos escuchar qué ha pasado cuando han tocado las puertas, cómo los han recibido, qué experiencia han sacado de todo esto para que nosotros podamos también recibir una retroalimentación de ustedes”, manifestó el Jefe de Estado en un desayuno con empadronadores cruceños.

El Censo de Población y Vivienda 2024 comenzó el sábado 23 de marzo con la finalidad de llegar a más de 5 millones de viviendas en toda Bolivia. Para ello, movilizó a 525.615 empadronadores voluntarios de los 876.000 registrados a escala nacional.

El mandatario destacó la cantidad de gente que el Censo movilizó en todo el país sólo el sábado, tomando en cuenta que el operativo se extendió hasta el lunes 25 en áreas dispersas y alejadas.

“He visto en los diferentes videos cómo el pueblo boliviano tiene ese cariño y especialmente son los más humildes (…) los que más cariñosos son, los que ofrecen una sillita, su sombrillita o un vaso de agua, eso nos gusta de nuestro pueblo”, resaltó de la población censada.

Con esas palabras, el presidente dio inicio a la reunión y aprovechó nuevamente para agradecer tanto a los voluntarios y a la población boliviana por colaborar y abrir sus puertas al “histórico” Censo 2024.

El conscripto Juan Flores Peña relató que ser censista voluntario “fue una experiencia muy linda” pues cumplió su rol como empadronador y tuvo la oportunidad de compartir un vaso de agua con muchas familias cruceñas “humildes”.

“Hay muchas personas que son humildes. Por ejemplo, entré una casa, me dieron una silla, me invitaron un vaso de té, porque era ya de noche. Fue muy bonito, cada casa es diferente”, describió.

Otra censita voluntaria agradeció la capacitación que recibió el Instituto Nacional de Estadística (INE) y calificó a su experiencia de agradable porque, pudo constatar la amabilidad que caracteriza a su urbanización.

“En nuestra urbanización todos somos como familia, nos conocemos, somos amables y lo confirmamos ese día que pasamos a visitar a cada uno con una buena atención, alguno que otro nos invitó almuerzo (…). Fue una linda experiencia, volvería a apoyar, a contribuir con el país”, relató.

El ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, quien también fue parte de este encuentro, relievó que el 23 de marzo, Bolivia conformó el equipo de trabajo “más grande de toda su historia” para recabar información de sus habitantes.