domingo, marzo 3

Politólogo estima que su intento de revocar a Arce le costaría 236 mil dólares; critica que es sólo para ricos

El politólogo Milton Mamani tramitó la autorización para realizar un revocatorio contra el presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca, sin embargo, el mismo informó que tiene hasta el 10 de enero para conseguir 1.782.769 firmas en medio de trabas institucionales y la imposibilidad de financiar 236 mil dólares que le costaría el proceso.

Mamani presentó la solicitud para el revocatorio el 9 de junio de este año y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) le autorizó la recolección de firmas, mediante una resolución de 12 de julio de 2023.

El politólogo explicó que tomó esta decisión por “descontento”, porque considera que no hay sinceridad ni transparencia, además de que no se cumplió promesas electorales y la pacificación.

Sin embargo, Mamani criticó el diseño institucional para llevar adelante un referendo revocatorio, debido a las trabas que existen a nivel material y económico. Reprochó que se hable de mayor democracia, con la nueva Constitución, cuando hay situaciones que impiden el ejercicio de la este mecanismo de democracia representativa.

Consideró que el mecanismo del revocatorio está en su infancia, por lo cual no funciona en las condiciones actuales.  

“Es un símbolo, no ha funcionado el revocatorio y no creo que funcione de aquí a unos 10 años hasta que no se modifique la Ley 026”, afirmó en el programa La Tarde en Directo de la Red ERBOL.

Explicó que, luego de impugnaciones, se le habilitó la recolección de firmas el 10 de octubre, es decir que el plazo de 90 días culmina el 10 de enero.

El TSE le informó que el Padrón Electoral es constituido por 7.131.075 personas habilitadas para votar, por lo cual requiere las firmas de 1.782.769, que representan el 25% exigido por norma para realizar un referendo revocatorio.

De conseguir esa cantidad de firmas, el TSE debe realizar la revisión y, de dar el visto bueno, entonces se habilitaría la realización del referendo revocatorio.

Costo caro

El politólogo estimó que para llevar adelante la recolección de firmas requiere unos 236 mil dólares.

Detalló que requiere 22 mil libros de registro de firmas, pero además con el notariado, le costarían más de un millón de bolivianos. A eso se suma otros costos como los tampos para la tinta.

Señaló que no se puede decir que se profundiza la democracia, cuando existe esa discriminación económica, en un procedimiento que no está al alcance del ciudadano común.

“Es para una pequeña población (hacer el revocatorio), o sea tiene que ser rica la persona que quiere revocar, o sea no pueden burlarse del ciudadano y hacer una discriminación económica”, lamentó.

Dijo que el revocatorio sólo está al alcance de personas como Branko Marinkovic o Evo Morales. 

Ironizó que le saldría más barato incluso formar cuatro partidos con personalidad jurídica, antes de emprender un revocatorio.  

Más trabas

Mamani dijo que lleva adelante este proceso con muchos tropiezos e ineficacia del Órgano Electoral.

A pesar de que en septiembre fue notificado con la autorización, dijo que se subsanar observaciones, como que no se había incluido a ciudadanos en el exterior para el cálculo de las firmas.

Otro problema fue la controversia sobre el porcentaje de firmas, puesto que una sentencia constitucional señalaría que sólo es un 15% del Padrón, pero se le está solicitando el 25%.

Evo y el Chapare

El politólogo informó que está realizando una tesis y que, para su trabajo de campo, podría llevar algunos libros de registro de firmas al Trópico de Cochabamba, donde habría descontento con el actual Gobierno.

También indicó que mediante Tiktok se ha dirigido a Evo Morales para que él ponga los 22 mil libros, además de que fue el impulsor de la actual Constitución, sin embargo, sabe que el expresidente no lo va a hacer.

Vía: Erbol