sábado, mayo 18

Plan de Emergencia demandará Bs 43 millones para reencausar ríos y proteger a la urbe paceña de nuevos desastres

El Plan de Emergencia activado por el Gobierno nacional, la Gobernación paceña y el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz demandará una inversión total de Bs 43 millones para reencausar ríos y proteger a la ciudad y a la población ante la persistencia de las lluvias.

“Este Plan es para una acción inmediata, para proteger y preservar del peligro, la vida, los bienes y todo lo que tenemos de patrimonio”, dijo el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, durante una inspección a las zonas afectadas.

Este plan de intervención se ejecutó el lunes por la tarde, tras la declaratoria de emergencia y alerta roja, emitida por el Concejo Municipal de La Paz. En el mismo también actúan el Viceministerio de Defensa Civil, Epsas, las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana.

Este plan arrancó principalmente en la zona sur y se prevé que dure alrededor de 60 días.

De acuerdo con los datos oficiales, de los Bs 43 millones, la alcaldía de La Paz se comprometió a colocar Bs 26 millones, la Gobernación destinará Bs 2 millones y el Gobierno nacional apoyará con Bs 15 millones.

Se desplazará 64 equipos de maquinaria pesada, además de 7.000 gaviones para la construcción de muros de contención, 3.300 bolsas de cemento, 1.000 herramientas menores para la construcción de muros de protección.

El trabajo ya inició con la limpieza de escombros de las cuencas que se desbordaron y afectaron a las zonas de El Gramadal, Amor de Dios, Aranjuez, Achumani y todas las del Distrito 20.

“Con esas tareas, lo primero que se busca es reencausar el río y si existen nuevamente lluvias, el caudal podrá fluir sin afectar a los vecinos”, explicó Novillo.

También se realiza la rehabilitación de las vías, puentes, calles y áreas verdes que están afectadas por la acumulación de escombros, además de los servicios básicos como el agua potable, alcantarillado y energía eléctrica.

Al menos 890 efectivos militares se sumaron a las tareas de limpieza y apoyo a los vecinos. A ellos se complementaron 300 personas de la municipalidad y 500 efectivos de la Policía Boliviana, para una tarea conjunta.