domingo, mayo 19

Pederastia en Bolivia: dos religiosos exprovinciales de la Compañía de Jesús son imputados por «encubrimiento»

La congregación católica Compañía de Jesús dice que respetará las decisiones de la Justicia boliviana y que continuará colaborando con las investigaciones

Los religiosos exprovinciales Marcos Recolons y Ramón Alaix fueron imputados de manera formal por el delito de encubrimiento en uno de los casos abiertos en contra de Alfonso ‘Pica’ Pedrajas, sacerdote español fallecido que cometió hechos de pederastia en Bolivia, confirmó este miércoles la Compañía de Jesús. 

Según una nota informativa de dicha institución religiosa, la imputación contra los dos citados exprovinciales ocurrió culminada la fase de investigaciones preliminares, “mientras que la acción ha sido extinta para el sacerdote fallecido Pica Pedrajas”.

La Compañía asegura que respetará las decisiones de la Justicia y que continuará colaborando con las investigaciones del Ministerio Público de Bolivia.

“Cabe resaltar que uno de los denunciantes de este caso es, precisamente, el actual provincial Bernardo Mercado, lo que demuestra el espíritu de transparencia y total colaboración con la Justicia de la Compañía de Jesús en Bolivia; cooperación que ratificamos para la siguiente fase de este proceso, en la cual la Justicia deberá establecer si es o no probada dicha sindicación de encubrimiento”, señala la nota.

La Compañía también informa que continuará recibiendo denuncias de las víctimas en su “centro de escucha y atención”, y que, asimismo, seguirá aplicando sus nuevos protocolos de prevención establecidos para todas sus obras en Bolivia.

La Compañía de Jesús lamenta profundamente la dignidad vulnerada de las víctimas de abusos clericales, en particular de aquellos cometidos por jesuitas, y expresa su activa solidaridad a cada una de ellas”, cita otro párrafo de la nota.

¿De qué se acusa al sacerdote Pica Pedrajas?

El sacerdote español Alfonso Pedrajas, apodado ´Pica’, cumplió misiones en Bolivia, especialmente en el Colegio Juan XXIII, y en un diario íntimo relató todos los abusos sexuales que cometió a decenas de menores de edad, incluso relata cómo fueron encubiertos sus delitos por los jerarcas de la Iglesia católica en Bolivia de ese entonces. 

El cura Pedrajas falleció en su país y un familiar suyo hizo público el diario del religioso pederasta en el periódico español El País, haciendo que el Ministerio Público de Bolivia inicie una investigación.

Parte del diario del cura pederasta se entregó a la Fiscalía

En junio de 2023, la Fiscalía General del Estado, a cargo de Juan Lanchipa, confirmó haber recibido, vía cooperación internacional desde España, el diario de ‘Pica’ Pedrajas, el mismo que se entregó a la Fiscalía Departamental de Cochabamba para fines investigativos.

Lanchipa comentó el primer documento remitido por la Compañía de Jesús, el 20 de junio de 2023, presentaba borrones de nombres, fechas y lugares. Por lo tanto, estaba incompleto.

¿Qué son los delitos sexuales en Bolivia?

Los delitos sexuales en Bolivia se refieren a cualquier acto que atente contra la libertad e indemnidad sexual de las personas. Estos incluyen violación, abuso sexual, estupro, incesto y otros actos que implican contacto sexual no consentido. 

Según el Código Penal Boliviano, estos delitos son sancionados con diferentes grados de penas, que pueden incluir la privación de libertad. Los delitos sexuales pueden ser cometidos contra personas de cualquier edad, género, estrato social, raza o nacionalidad. La Ley Boliviana también establece protecciones específicas para las víctimas de estos delitos, incluyendo el derecho a la salud, derechos sexuales y reproductivos, y la adopción de medidas de anticoncepción en casos de violencia sexual.

¿Cómo se configura el delito de pederastia?

Se considera pederastia cuando un adulto realiza actos sexuales con un menor de edad, sin importar si hubo consentimiento. El Código Penal Boliviano establece que este delito es sancionado con la pena de privación de libertad de 15 a 20 años.

Además, se considera agravante si el autor es ascendiente, descendiente, cónyuge, conviviente o tiene una relación de poder o confianza sobre la víctima. También se agrava si el delito resulta en una enfermedad sexual, embarazo o la muerte de la víctima.

Vía: El Deber