domingo, marzo 3

Paraguay apela al georreferenciamiento en busca de Marset, e incluye a Argentina

«El trabajo lo realizamos con autoridades de Bolivia, Uruguay, Argentina y Brasil”, informó el comandante de la Policía Nacional paraguaya, Carlos Benítez

Un día después de la entrevista exclusiva que logró un medio de televisión uruguayo con Sebastián Marset, las autoridades paraguayas están en jaque, pues al haber viajado la periodista que entrevistó al narcotraficante hasta ese país (aunque luego debió tomar dos vuelos más en helicóptero), la estadía de este en el país guaraní es una potente posibilidad. Uno de los primeros en reaccionar fue el ministro del Interior, Enrique Riera, aunque para él, el vuelo inicial realizado hasta Paraguay «solo fue una maniobra distractora».

Riera además consideró que muchas de las afirmaciones que hizo Marset al programa Santo y Seña de Uruguay no son ciertas. «Tratamos de basarnos en hechos, no en suposiciones. No tenemos todos los elementos objetivos para saber si lo que dijo la periodista es cierto», expresó a los medios de comunicación antes de su ingreso a la Cámara de Diputados, donde fue citado junto al comandante de la Policía Nacional. 

A su vez, el comandante Carlos Benítez expresó a los medios de su país que «no se desecha ninguna hipótesis antes de investigarla», refiriéndose a la posibilidad de que el narco Sebastián Marset esté en territorio paraguayo. Benítez habló de un georreferenciamiento en base al vuelo que la periodista Patricia Martín tomó hasta Paraguay, y los helicópteros y vehículos que luego abordó. «El trabajo lo realizamos con autoridades de Bolivia, Uruguay, Argentina y Brasil”, remató, agregando a Argentina a las probabilidades de estadía del más buscado en la región.

El comandante además subrayó que viniendo de Marset, no se puede esperar que haya verdad en sus declaraciones. “Proviniendo de un elemento del crimen organizado, muchas veces no dan informaciones exactas de sus actividades y del sitio», finalizó.

Sebastián Enrique Marset es buscado en Bolivia desde finales de julio, cuando escapó, según sus propias declaraciones, alertado por una autoridad antinarcóticos del país.

Vía: El Deber