viernes, abril 12

Padre de Gustavo, víctima del micro H: ‘Pido justicia, 30 años de cárcel; el chofer estaba ebrio’

La línea de transporte implicada, que entre junio de 2022 y diciembre de 2023 protagonizó seis accidentes de tránsito, no se ha pronunciado al respecto.

En medio de un mar de lágrimas, sin poder respirar y el dolor de haber perdido a su hijo, Eduardo Castro, el padre de Gustavo Castro, el joven de 22 años que ayer fue atropellado por un micro de la línea H en Molle Molle, pidió a las autoridades judiciales la máxima pena de 30 años de prisión para el conductor que segó la vida a su descendiente.

“Lo que pido es justicia y que este individuo, irresponsable, que ha manejado en estado de ebriedad ayer, esté 30 años en la cárcel. Señores autoridades, yo les pido, por favor, de una vez, señores jueces, esta vez para volver a creer en la Justicia boliviana, que se siente un precedente. Yo pido 30 años. El conductor estaba en estado de ebriedad, en estado etílico manejando semejante atrocidad de buses”, instó Castro.

El padre de Gustavo también se dirigió al alcalde Manfred Reyes Villa, a quien le instó sacar de circulación a los buses antiguos de la urbe. “Usted nos da parques, señor Alcalde, pero este transporte da muerte a toda Cochabamba”, le dijo en medio de impotencia y dolor.

Más temprano, desde el Instituto de Investigación Forense (IDIF), donde se aguardaba el cuerpo de Gustavo, su madre informó que el joven estudiaba para ser técnico superior en Mecánica Industrial y trabajaba. Hoy, deja en la orfandad a un niño de 3 años.  

“Justicia pido para mi hijo (…) ¿Quién me va a pagar a mi hijo?, ¿Cómo voy a hacer entender a mi nieto que no está su papá? Justicia, ¡por favor!, que no quede impune la muerte de mi hijo”, señaló su madre, a la casa televisiva Red Uno. 

CONDUCTOR ESPERA AUDIENCIA

Mientras tanto, el conductor del micro de la línea H, identificado como el autor del trágico hecho, se encuentra aprehendido a esperas de su audiencia cautelar, en la que se definirá su situación legal.

Las investigaciones policiales preliminares dan cuenta de que este se encontraba con aliento alcohólico.

De acuerdo con los relatos de la familia y los vecinos, el conductor estaba ebrio. Al respecto, el abogado de la familia, Eduardo Mérida, observó: “¿Qué está pasando con esta línea H? ¿Por qué no intervienen Tráfico y Vialidad, el Concejo Municipal y Tránsito? ¿La línea Ha tiene licencia para matar, pagar y quedar impunes?, cuestionó.

Al respecto, un testigo del hecho relató que antes de arrollar a Gustavo, el micro circulaba con exceso de velocidad.

“Estaba en total estado de ebriedad. Desde abajo ha venido con alta velocidad. Yo le he venido siguiendo bocinando para que pueda parar.  La moto vino, ha impactado y el joven ya estaba agonizando abajo. Ya no se podía hacer nada”, señaló el testigo.  

La línea de transporte implicada, que entre junio de 2022 y diciembre de 2023, protagonizó seis accidentes de tránsito, no se ha pronunciado al respecto.

Vía: Opinión