martes, mayo 21

“No importa saber por dónde ingresamos, tenemos derecho de estar aquí”: dirigentes leales a Arce que están en vigilia en Diputados

Sectores movilizados presionan a la Cámara de Diputados para que apruebe créditos que permitirán financiar obras de infraestructura

Representantes de organizaciones sociales leales al presidente Luis Arce instalaron una vigilia en la Cámara de Diputados para exigir a los legisladores la aprobación de siete préstamos por $us 8.000 millones contratados por el Gobierno de fondos financieros internacionales.

Los movilizados, representantes de juntas vecinas de El Alto y de sindicatos campesinos de Potosí, intentaron ponerle cadenas y candados al acceso principal de la Cámara de Diputados, pero los ocho agentes policiales que estaban allí no lo permitieron.

“Nos vamos a quedar; que se aprueben todos los créditos que están trancados en Diputados y Senadores. Nosotros les hemos elegido con voto para que trabajen y no para que estén aquí trancando los créditos”, manifestó Felipe Guzmán, de la Federación de campesinos de Potosí.

Este dirigente aseguró, sin identificar el monto o el proyecto que beneficiará a su comunidad con el desembolso de estos empréstitos, que hay “mucha gente esperando” que sean aprobados los créditos en la Asamblea Legislativa.

“Nos vamos a declarar en vigilia hasta el último, esto se va a masificar. Vamos a convocar a todas las organizaciones sociales. No vivimos de la política, vivimos de proyectos, por eso estamos exigiendo que trabajen (los diputados)”, dijo Guzmán.

“Hemos ingresado (al Legislativo) porque queremos esos créditos. No importa nada ni saber por dónde hemos ingresado porque nosotros tenemos derecho de estar aquí en la Asamblea. Esta es la casa del pueblo, no es la casa de la derecha; antes era de la derecha”, remarcó.

Las declaraciones de Guzmán fueron realizadas ante la pregunta de los periodistas sobre la naturaleza de la movilización y los beneficios específicos de estos créditos.

En medio de golpes, empujones y jaloneos, la Cámara de Diputados aprobó la pasada semana un crédito por $us 176 millones de la CAF para la construcción de carreteras de doble vía en Cochabamba. Sin embargo, hay dudas sobre la legalidad del proyecto y la norma aún no pasó al Senado.

Fonplata aprobó dos préstamos por un total de $us 123,3 millones; otros tres del BID por $us 314 millones; el Banco Mundial con $us 125 millones; CAF con $us 176 millones y, finalmente, la agencia japonesa Jica que acordó ¥ 15.000 millones, unos $us 100 millones.

El endeudamiento fue acordado entre el Gobierno y las instituciones multilaterales hace más de un año para proyectos de infraestructura -carreteras y tendidos eléctricos para el suministro de energía-  pero también para apoyo presupuestario.

Los vecinos de la Fejuve de El Alto se movilizaron, por ejemplo, para exigir la ampliación de la carretera que une a esa ciudad con Oruro y Cochabamba. Allí mismo se instaló un bloqueo para demandar la validación de las leyes.

TRÁMITE

Los compromisos financieros de duda implican la fe del Estado y requieren que sean refrendados por las dos cámaras de la Asamblea Legislativa.

Toda esa deuda cuenta, además, con informe de comisión y debe ser validada por los plenarios de ambas cámaras. En este caso, el trámite comenzó en Diputados donde estalló el conflicto.

“Denunciamos la decisión del gobierno del presidente Luis Arce de tomar por la fuerza la Cámara de Diputados y atentar violentamente contra la integridad física de las y los diputados de CC y Creemos que defienden la democracia y el Estado de Derecho en el hemiciclo”, dijo el expresidente Carlos Mesa y jefe de la alianza de Comunidad Ciudadana (CC).

La pasada semana ya fue removido del cargo un jefe de seguridad, precisamente, porque se permitió el ingreso de sectores leales al presidente Luis Arce para exigir la aprobación de esos préstamos.

El presidente de la Cámara de Diputados, Israel Huaytari, instaló esta semana las sesiones para validarlos e intentó derivar el tratamiento de las leyes 073 y 075, que dejan sin efecto la prórroga de los magistrados del Órgano Judicial. Eso activó la protesta de la oposición.

Desde el jueves, legisladores de Comunidad Ciudadana y Creemos mantienen vigilia en la testera principal de la Cámara de Diputados exigiendo el tratamiento de todas las leyes, según el acuerdo político fijado a principios de febrero.

Vía: El Deber