viernes, abril 12

Manfred vuelve de vacaciones, se alarma por el Trópico, pero no cree que sea momento de militarizar

El edil se pronunció al respecto, luego de retornar de su receso de dos semanas, el cual se activó el 23 de diciembre y finalizó el 5 de enero pasado, por las fiestas de fin de año. 

Ante los casos de inseguridad reportados en el Trópico, vinculados a asesinatos y el drama de una familia de tres integrantes que huyó de la comunidad de San Francisco por torturas del corregidor de la localidad, el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, abogó por recuperar el Estado de derecho en la zona.

“Nos da mucha pena que sea una zona altamente peligrosa, como alguien dijo ‘un México Chico’, donde no hay ley, donde no hay Estado de derecho. Es importante que podamos recuperar el Estado de derecho en esa zona y que no sea una zona de nadie”, indicó al respecto Reyes Villa.

Añadió: “Creo que hay mucha gente que quisiera ir de turismo allá, pero con esta situación de asesinatos estamos viendo que hay una falta de seguridad. Por eso es importante tener en esa zona Estado de derecho, seguridad jurídica y, obviamente, respeto a los derechos humanos”.

Respecto a las sugerencias de “militarizar” el Trópico, marcó postura e indicó que “no considera que sea el momento”. Por el contrario, sugirió el seguimiento “pormenorizado” de los casos y la identificación inmediata de los culpables.

VACACIÓN

El edil se pronunció al respecto, luego de retornar de sus vacaciones de dos semanas, las cuales se activaron el 23 de diciembre y finalizaron el 5 de enero pasado, por las fiestas de fin de año. 

De acuerdo con la información proporcionada por la Alcaldía, el Burgomaestre solicitó su vacación en ocasión del receso por fin de año aprobado por el Concejo Municipal.

En su lugar, el concejal de la bancada Súmate Diego Murillo asumió la silla municipal en dicho período.

CASOS

El 4 de enero, Rosendo Z.V. (43), más conocido como el “El Ruso”, fue acribillado a sangre fría en Entre Ríos luego de ser interceptado por cuatro sujetos que segaron su vida en presencia de sus hijos.

El hecho de sangre estremeció a Cochabamba y se suma a los otros cinco ocurridos en 2023 bajo las mismas condiciones, en el mismo municipio de Entre Ríos.

Al momento, existen tres personas aprehendidas y con detención preventiva por el caso. El viceministro de Régimen interior y Policía, Jhonny Aguilera, indicó que el hecho de sangre fue producto de “una venganza” entre dos clanes familiares que conformaron una organización delictiva vinculada al narcotráfico y a los secuestros extorsivos.

El otro caso ocurrió a mediados de noviembre en la comunidad de San Francisco, en el Chapare. Allí, una pareja fue objeto de tortura y extorsión por parte del corregidor de la localidad, debido a que inicialmente esta decidió terminar su matrimonio y luego retrocedió en la decisión, hecho que motivó que el corregidor cobrara 13 mil bolivianos por “daños y perjuicios” a la autoridad.

Debido a que la pareja, con un hijo de 13 años, se negó a pagar, fue recluida en una carceleta donde fue víctima de tortura y secuestro por varios días.

Tras ello, la familia huyó del Trópico y buscó ayuda en la Defensoría de Cochabamba, instancia que llegó hasta La Paz para denunciar la vulneración de sus derechos.  

Vía: Opinión