viernes, marzo 1

Los bancos deben reprogramar créditos de sectores afectados por el bloqueo “evista”

La reprogramación de los créditos fue uno de los compromisos asumidos por el Gobierno con la dirigencia del transporte de Bolivia, en un encuentro del 1 de febrero, en Cochabamba.

Las entidades de intermediación financiera deberán reprogramar los créditos de los clientes que han sido afectados por los bloqueos de afines a Evo Morales.

Ello, por instrucción de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI). La directora de esa entidad, Ivette Espinoza, informó sobre la orden para apoyar a los sectores golpeados por el bloqueo «evista», que este lunes cumplió 15 días en ocho puntos en la carretera de Cochabamba hacia Oruro y La Paz.

“Hemos sacado un circular para las entidades financieras, precisamente, por estos problemas (cortes en las carreteras) para que realicen la evaluación respectiva con el fin de hacer las reprogramaciones. Sacamos la circular la semana pasada, instruyendo a las entidades que por estas situaciones que se han planteado vean también la posibilidad de hacer la reprogramación respectiva de los créditos”, explicó, en conferencia de prensa.

Esta reprogramación será para todos los sectores que fueron afectados por la medida de presión de los seguidores de Evo.

La medida «evista» concluyó en gran parte de los puntos de protesta el viernes, tras el acuerdo en el Legislativo para las Elecciones Judiciales, pero permanecen ocho piquetes.

Los “radicales” del MAS, que exigen la renuncia de los magistrados y consejeros del Órgano judicial y del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), también defienden una nueva candidatura del exmandatario, pese a que la sentencia constitucional plurinacional 1010/2023-S4 lo impide.

La reprogramación de los créditos fue uno de los compromisos asumidos por el Gobierno con la dirigencia del transporte de Bolivia, en un encuentro del 1 de febrero, en Cochabamba.

De acuerdo con el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, el bloqueo de carreteras de grupos afines a Morales dejó pérdidas económicas de entre 800 y 1.000 millones de dólares.

Vía: Opinión