domingo, mayo 19

La ANH detecta oferta de gasolina hasta en Bs 10 el litro

El combustible es ofertada a través de redes sociales. El Gobierno descarta escasez de carburantes en el país

A 10 bolivianos el litro, así venden la gasolina en el mercado informal, según información brindada por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que incluso identificó y denunció ante la Fiscalía a una persona que comercializaba de formar irregular la venta de este combustible.

El director ejecutivo de la ANH, Germán Jiménez, informó que, de forma inescrupulosa, personas «están vendiendo a 10 bolivianos el litro de gasolina», a través de redes sociales.

El funcionario explicó que una de esas personas, que “ya está en manos de la Fiscalía”, acopiaba hasta Bs 3.000 de gasolina en su vehículo y se dedicaba a comercializar este combustible mediante las redes sociales.

Los precios de los diferentes carburantes en el país se encuentran estables, en ese sentido la ANH, junto con efectivos de las Fuerzas Armadas, lleva adelante diferentes operativos de control, señaló.

Asimismo, indicó que la ANH y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se encargan de que los combustibles lleguen a todas las estaciones de servicio.

“Se está normalizando el abastecimiento”, afirmó y pidió a la población no dejarse llevar por especulaciones e informarse de la ANH o YPFB, que son las entidades únicas que emiten datos fidedignos.

Jiménez también garantizó el normal abastecimiento de combustibles en todo el país y desmintió versiones de un supuesto gasolinazo tras el feriado de Carnaval.

“El martes, la Federación de Taxis y Radiotaxis (de Cochabamba) estaba alarmada por algunos rumores que estaban saliendo en las redes sociales, de que se generaría un gasolinazo después de lo que es el feriado largo, esto hemos desmentido categóricamente”, dijo a los periodistas.

Señaló que, tras una explicación brindada por el Gobierno nacional, a través de YPFB y la ANH, garantizando el suministro de combustibles, los transportistas “se quedaron tranquilos”.

Vía: El Deber