viernes, abril 12

Graduados con documentos falsos: ordenan auditoría interna en la Uagrm para desmantelar red de corrupción

El vicerrector anunció que sancionará a los responsables, si se comprueba la veracidad de las acusaciones

La Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) anunció este viernes que ya se encuentra investigando a los 18 estudiantes de la carrera de Comunicación Social que se graduaron, presuntamente, con documentación falsa.

La denuncia se dio a conocer el jueves a través del Centro Interno Estudiantil de la carrera de Comunicación Social. Sus representantes informaron que los estudiantes habrían presentado documentos falsos para acreditar la realización de un diplomado, una de las modalidades de titulación, y así obtener la licenciatura en Provisión Nacional. 

El vicerrector de la Uagrm, Reinerio Vargas, aseguró que la universidad, apenas tomó conocimiento de la situación, activó una auditoría interna para realizar un exhaustivo relevamiento de datos y determinar cómo ocurrió la supuesta titulación por diplomado sin inscripción ni notas.

«No se va a permitir que se manche el prestigio de la universidad y de toda la comunidad. Esto no es lo común, y se va a hacer el análisis y sanción correspondiente. Si es necesario sancionar a los estudiantes, también tendrán que ser sancionados, porque en todo proceso de corrupción siempre hay un corruptor y, de repente, un corrupto», advirtió Vargas

El vicerrector aseguró que se tomarán las medidas necesarias para sancionar a los responsables y, en el caso de que se encuentren acciones penales, se involucrará al Ministerio Público en el proceso.

«Estamos activando mecanismos de subsanación inmediata. No puede ser que uno, dos, tres personas manchen la imagen de los profesionales que egresan de manera idónea. Esto amerita una sanción ejemplificadora«, enfatizó Vargas.

Los 18 estudiantes señalados habían desfilado, el pasado 25 de noviembre, en el acto de colación de la carrera junto al resto de sus compañeros. La universidad ya ordenó que se les detenga el proceso de titulación.

Vía: El Deber