domingo, marzo 3

«Entran con palos y disparan a los pies y manos. Hemos huido por el monte»; el relato de una comunaria atacada en Pailitas

Más de 70 personas escaparon de una turba violenta que atacó la Subcentral Única de Pailitas. Acusan a los interculturales de San Julián de desalojar a los pobladores de sus casas

Al borde de las lágrimas y completamente desesperada, así se encontraba Delia Salvatierra, una de las comunarias de la Subcentral Única de Pailitas que fue desalojada de forma violenta por una turba, la mañana de este martes, 19 de diciembre.

Con palos, a gritos y disparando a los pies y manos, es como recuerda que el grupo violento los hizo escapar de sus casas, sin siquiera poder agarrar algo de sus pertenencias. Niños, jóvenes y adultos, entre hombres y mujeres, terminaron corriendo sin rumbo, con el único objetivo de no ser alcanzados por el grupo violento, es así que algunos recorrieron senderos y corrieron con miedo por medio monte, hasta llegar a un camino y salir a la ciudad.

«Entran y golpean a la gente con palo, disparan a los pies y manos. Hemos salido huyendo entre calles, por un lado y por otro, caminamos senderos entre el monte», narra Delia Salvatierra, quien llegó acompañada de algunos afectados hasta las oficinas de Derechos Humanos a denunciar la violencia con la que fueron desalojados.

Salvatierra indicó que hay niños y mujeres que viven en la comunidad atacada, ubicada en la zona de Río Viejo, lugar donde tienen animalitos, sembradíos, estructuras, viviendas y todas sus pertenencias.

«He huido porque no me voy a enfrentar a las malas, yo tengo que estar viva, pero ahora nos han despojado de todo y buscamos alojarnos donde otros parientes. Allá tenemos ganadito, entre todos nos hemos comprado, eso lo vamos a perder porque nadie nos hace caso«, reclama Salvatierra.

Piensa que por suerte lograron salir a la ciudad, pero aún desconocen el estado de otros comunarios, ya que todos corrieron a su suerte. «¿Los demás dónde estarán? Deben estar perdidos, porque cada cual nos hemos metido en el monte, por donde hemos podido; ¿usted se enfrentaría frente a las armas y los palos que le dan sádicamente?«, cuestiona la mujer.

Estiman que unas 70 personas se encontraban en la comunidad, todos terminaron escapando tras ser atacados por la turba, la misma que creen que es de los interculturales de San Julián.

Denuncian que fueron a la Policía a reportar lo sucedido, pero lo único que escuchan es: «Ya señora, cálmese»«Se miran y ninguno hace nada; ¿Será esa la solución?. Nos vemos impotentes. No es justo», protesta.

Señaló que decidieron volver a sus casas en la Subcentral Única de Pailitas, pese al riesgo que corran. «Si tienen que matarme, que me maten. Cuántas veces estamos rehaciendo nuestras cosas. (…) Es mi hogar, ahí tengo mis animales, alguien tiene que hacer algo, me siento tan impotente porque estoy en mi propio país y parezco una extranjera. Tanta guerra, tanta injusticia», manifestó Delia, mujer que asegura que vive en el sector atacado, desde hace siete años.

Vía: El Deber