viernes, junio 14

En el año, 5 eventos azotan al Cono Sur; buscan reprogramar créditos

Granizadas, helada y sequía generan perjuicios. No todos los productores pueden acceder al seguro agrícola.

Eventos climáticos, como heladas o granizadas, que generan afectación en cultivos, ponen en riesgo inversiones de los productores. Los préstamos semestrales son de mínimos 4 mil dólares, según el director ejecutivo de la Mancomunidad de Municipios de la Región del Cono Sur, Guery García.

El martes 21 de noviembre, además de en la región Andina, en el Cono Sur golpeó una granizada al municipio de Omereque y parte de Aiquile y Pasorapa. En lo que va del año, el Cono Sur fue azotado por cinco eventos climáticos.

El alcalde de Cocapata (zona Andina), Gabriel Riva, informó de forma preliminar que tenían más de 40 de hectáreas de papa perdida, lo que afectó a más de 100 familias.

En Omereque, el fenómeno natural afectó en al menos tres comunidades, Pucará, La Viña y Mataral. El alcalde Darwin Vera hizo referencia ayer a 100 hectáreas de cultivos perdidos que corresponden a más de 200 familias.

CRÉDITOS

García manifestó que los productores tienen préstamos bancarios, mismos que fueron obtenidos para invertir todo en sus cultivos.

“Mayormente, ningún productor tiene ese colchón económico”.

Describió que, en muchos casos, hubo quienes en meses anteriores fueron afectados por otro fenómeno natural. Entonces, decidieron apostar por el cultivo de frutas, asumiendo cosechas en menor tiempo. Pero, la granizada les freno el intento, perjudicando a poco de cosechar melones, sandías y otros.

Según el Director Ejecutivo de la Mancomunidad, los productores adquieren préstamos de al menos cuatro mil dólares cada seis meses.

Las inversiones son mayores en las frutas.

Detalló que para el cultivo en cada hectáreas se necesitan unas tres bolsas de urea que, en la actualidad, cuesta 360 bolivianos cada una; y esto es solo para una capa, porque se colocan “continuamente”. Además, la urea es demasiado fuerte para las frutas; entonces, es mejor utilizar fórmula, que es más cara, más de 500 bolivianos.

Ante este panorama de inversiones y pérdidas, García manifestó que gestionan el tema para la reprogramación de las deudas.

“Sigue vigente el tema de las reprogramaciones por desastres”, enfatizó.

Existen productores que acceden al seguro agrícola, pero son los menos (entre quienes están los que producen hortalizas y tubérculos), tomando en cuenta, además, que el programa no llegó a los productores de frutas.

“Recién se estaba ampliando el seguro para esta temporada”.

García agregó que este tema requiere contrapartes y que involucra al productor, municipios y el Gobierno nacional.

Por otro lado, la cobertura se aplica a pérdidas mayores al 50% de los cultivos.

En la actualidad, hay quienes invierten entre 5 mil y 6 mil dólares.

“El trabajo es arduo por los cuidados”.

CINCO EVENTOS

Entre febrero y marzo, municipios de la región del Cono Sur sufrieron ya una granizada.

Luego, en junio, cuando se predisponían a cosechar, hubo una helada.

En agosto, llegó la sequía, por lo que se dieron las declaratorias de emergencia y desastre. Sin haber salido de esta afectación, hubo dos granizadas más, incluida la más reciente que generó pérdidas totales de producción.

Vía: Opinión