domingo, marzo 3

El PGE 2024 destina el 59,84% del gasto del subsidio para cubrir la compra diésel

El plan de gasto para el próximo año estableció un techo presupuestario para la subvención de los Bs 9.803 millones ($us 1.408 millones). En los últimos meses hubo problemas en el suministro de este producto

El próximo año el país gastará más de la mitad de los recursos destinados al subsidio de combustibles a la compra de diésel, un carburante muy demandado por sectores productivos y el transporte público. El proyecto de Ley del Presupuesto General del Estado (PGE) presentado este jueves por el Gobierno, fijó un techo de Bs 9.803 millones para la subvención de los carburantes, lo equivalente a $us 1.408 millones.

De este monto, solo para apalancar la compra de diésel se usarán Bs 5.867 millones ($us 842,9 millones). En los últimos meses, el país ha tenido dificultades en el suministro de este combustible, los transportistas aseguran que la estatal mantiene deudas con empresas proveedoras de Argentina y Paraguay.

A esto se sumó las colas registradas esta semana de vehículos de transporte público y camiones que demandaban el producto. Ante esto, la estatal YPFB, negó la escasez y justificó problemas logísticos externos y además denunció la existencia de una especulación.

Recientemente el presidente, Luis Arce Catacora, dijo que el país (en especial su economía) depende la importación de diésel y gasolina, carburantes por los que el Estado realiza un pago “descomunal”.

«Es importante mencionar que dependemos de la importación de petróleo, diesel y gasolina; que es importante para el desarrollo de otras actividades, sin diesel no hay agricultura, no hay transporte, y el precio que estamos pagando ahora es descomunal, producto de la guerra«, manifestó.

Otros carburantes

Además de lo asignando a la subvención del diésel, otros Bs 3.634 millones fueron anotados para mitigar la compra de insumos y aditivos que son usados para la producción de gasolina. Mientras que unos Bs 157 millones se usarán para incentivar a la producción de hidrocarburos y Bs 108 millones para el engarrafado de GLP.

El 2023 ha sido un año con muchos tropiezos en el suministro. Productores y los mismos transportistas encargados de traer los combustibles importados denunciaron que el abastecimiento fue irregular, es decir, hubo días donde el combustible se vendía con normalidad y otros no.

Pero el presidente de la estatal, Armin Dorgathen, informó que entre el viernes y domingo se han despachado más de 5 millones de litros diésel, lo que garantiza el abastecimiento del combustible.

Explicó que el país, y en especial Santa Cruz, se está viendo “un tema especulación” y que siempre van a haber temas logísticos cuando se trata del abastecimiento de combustibles.

“Hoy, por ejemplo, estamos descargando un buque en Arica después de 20 días de mareas altas”, justificó. 

Vía: El Deber