domingo, mayo 19

DGAC activa investigación en aeropuerto de El Alto por ingreso de jauría de canes que causó incidente

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) activó una investigación en el Aeropuerto Internacional de El Alto luego de que una jauría de canes al ingresar a la pista ocasionó un incidente con una nave de la aerolínea Boliviana de Aviación (BoA).

“Se está generando un proceso de investigación para ver y determinar las causas, raíz de ¿cómo han ingresado estos canes a la pista? Se ha realizado una inspección perimetral global y se ha evidenciado que no hay vulneraciones en perímetro”, informó este miércoles el director ejecutivo de la DGAC, José García.

La noche del martes, pasadas las 21h00, un avión de la aerolínea Boliviana de Aviación impactó con una jauría de perros en la pista del aeropuerto de El Alto, el incidente ocasionó demoras en vuelos.

Se trataba de la aeronave CP3138, que se aprestaba al despegue con destino a la ciudad de Cochabamba; sin embargo, el impacto con dos canes afectó al tren de aterrizaje y otras partes del mismo.

Según la DGAC, el Aeropuerto Internacional de El Alto cuenta con una certificación y protocolo de seguridad internacional.

“Se han activado todos los protocolos de seguridad, principalmente, priorizando la seguridad de la tripulación, de los pasajeros, de la aeronave y del aeródromo, toda vez que se ha trabajado coordinadamente entre el administrador portuario y el operador que es BoA”, explicó García.

De ese modo, los pasajeros fueron desembarcados y llevados a la terminal del aeropuerto y la aeronave fue remolcada fuera de la pista para reiniciar las operaciones.

“Se suspendieron las operaciones para verificar el estado de la nave y de la pista”, enfatizó.

Las operaciones fueron restablecidas en una hora y media, aproximadamente. Tras la evaluación de la aeronave se determinó el cambio de arneses, porque las conexiones eléctricas sufrieron daños.

Por su parte, el director general de la empresa Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol), Elmer Pozo, señaló que este tipo de incidentes es “común” en todos los aeropuertos internacionales.

Sin embargo, remarcó que se tiene un plan con el objetivo de reducir y minimizar el impacto en situaciones similares que se puedan presentar ya sea con animales en tierra o aves en el momento del despegue en las cuatro terminales aéreas internacionales.

“Este hecho fortuito también pasa en otros aeropuertos internacionales (…). Nosotros tenemos este plan para poder reducir los impactos con animales o aves (…). Al día se realizan cuatro inspecciones no solo al perímetro sino también en la pista”, dijo en conferencia de prensa.

Los 124 pasajeros que se encontraban en la aeronave salieron a su destino pasada la medianoche del martes, aclaró.