sábado, mayo 18

Del calor a la tormenta y el granizo: la Llajta se alivia con precipitaciones; calles se inundan

A las 14:50 comenzaron las lluvias torrenciales en el centro de Cochabamba. 

Cochabamba y sus extremos. Luego de días de espera y de una ola de calor que superó los 36 grados (el pico más alto se registró el sábado), finalmente cae lluvia en la Llajta.

Al menos en el centro de la ciudad, las precipitaciones hoy martes son torrenciales. El agua comenzó a descender exactamente a las 14:50 y el fenómeno natural no fue similar al de jornadas pasadas, cuando las lluvias cayeron durante apenas unos minutos.

Las temperaturas, que esta temporada alcanzaron niveles históricos, descendieron notoriamente y, en consecuencia, ello también ha incidido en la sensación térmica.

Por otro lado, debido a la intensidad de las precipitaciones, las calles de la ciudad han sido las primeras afectadas. Algunas se encuentran inundadas, como son los casos de la General Achá, Junín, Hamiraya y Jordán, entre otras.

Conforme al reporte del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) para la Estación Aeropuerto, la temperatura máxima para hoy era de 31 grados, con probabilidad de lluvias disperas.

Para la Estación Sarco, por su parte, también el pronóstico daba cuenta de lluvias dispersas y una máxima de 34.

El problema de la sequía es la constante en el departamento. El primer bombardeo de nubes se desarrolló el 24 de octubre, cuando un avión Hércules, tripulado por los Diablos Negros de las Fuerzas Armadas, sobrevoló el cielo cochabambino, y, en una operación exitosa, disparó nubes en Anzaldo, Tiraque y Vacas, con miras a estimular la producción de lluvia sobre el valle cochabambino.

El megaoperativo, realizado por primera vez en Bolivia y Cochabamba con personal 100% nacional.

El lunes 13 de noviembre se llevó adelante el segundo bombardeo en la región. En esa ocasión se efectuaron 14 disparos, sobre todo, concentrados en Anzaldo.

Vía: Opinión