martes, mayo 21

De Linera y Arce a Del Castillo y Lima: los ‘nuevos enemigos’ a los que Evo les declaró la guerra

Desde su retorno en 2020, al menos 10 personas han sido atacadas por el expresidente. Su más reciente arremetida fue contra Álvaro García Linera.

Desde su retorno a Bolivia en 2020, el expresidente Evo Morales no ha coincidido o compartido criterios con personas de su mismo partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS).

El actual líder nacional del partido azul incluso ha lanzado ataques abiertos, sin tapujos, contra ellos. Se trata de al menos 10 personas que han sido duramente criticadas por el exmandatario.

Entre ellos están el presidente Luis Arce Catacora, el vicepresidente David Choquehuanca; el exvicepresidente Álvaro García Linera; el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo; el ministro de Justicia, Iván Lima, y, el vocero presidencial, Jorge Richter.

El líder del masismo «radical» ha lanzado opiniones y críticas mediante sus redes sociales. Su más reciente arremetida fue contra el exvicepresidente Álvaro.

GARCÍA LINERA, “UN ENEMIGO MÁS”

El domingo 25, el expresidente nuevamente calificó de “enemigo” a quien fuera su exvicepresidente, el mismo que en pasados días propuso la renovación de liderazgos y apuntó al titular de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, como un buen candidato a la Presidencia, rumbo a las elecciones de 2025.

“Está intentando dividir”, dijo Morales con respecto a la propuesta de García Linera y acusó al exvicepresidente de coincidir con el imperio porque, desde su criterio, Estados Unidos no quiere que él sea candidato.

En marzo del 2023, García Linera opinó que, para evitar la derrota en comicios del 2025, Evo y Arce deben resolver sus diferencias. En ese entonces, Morales dijo: “Tengo un enemigo más”.

LUIS ARCE, ‘TRAIDOR’

Han sido muchas las ocasiones en las que Morales ha arremetido contra el presidente Luis Arce, incluso lo ha llamado traidor.

Una de las más sonadas ocurrió en septiembre de 2023, cuando Morales dijo que Arce no es ideólogo del modelo económico, ya que lo redujo a «cajero» y lo acusó de “hundir” la economía del país en su gestión de Gobierno.

Pero los ataques no solo giran alrededor de Arce, ya que Evo presentó dos audios en los que acusó al hijo del Jefe de Estado de estar involucrado en negocios del litio.

En diciembre del año pasado, Morales aseguró que el presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca son los primeros enemigos del MAS-IPSP porque intentarían inhabilitarlo para su candidatura.

ARREMETIDAS CONTRA CHOQUEHUANCA

De la misma forma que ha arremetido contra Luis Arce, Morales ha tacado más de una vez a Choquehuanca. En octubre del año pasado, aseguró que el Vicepresidente quería verlo muerto, tras criticarlo por salir del país el 2019.

«A algunos hermanos no les conviene hablar de traición (…), el pueblo boliviano sabe quiénes le han abandonado en los momentos más difíciles», dijo en ese entonces Choquehuanca, a lo que Evo respondió: «Choquehuanca quería ver muerto a Evo».

Morales también criticó al Vicepresidente por no “defender” al Gobierno de Luis Arce.

“Yo le digo a David: ¿cuándo va a defender a Lucho, al Gobierno, al proceso de cambio?”, cuestionó en diciembre de 2023 y aseguró que el Vicepresidente instruyó a las organizaciones sociales para que pidieran el cambio de ministros.

ACUSACIONES CONTRA DEL CASTILLO

Tanto el presidente del MAS como el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, se han lanzado acusaciones de todo tipo.

Por ejemplo, en diciembre de 2022, Morales culpó a Del Castillo de haberle robado el celular. Asimismo, lo llamó “alumno” de Arturo Murillo.  

“En vez de brindar seguridad ciudadana y cuidar las fronteras, se dedican a la persecución de la dirigencia del MAS-IPSP», escribió en diciembre del año pasado.

En enero de este año, Morales indicó que sería importante que Del Castillo esclarezca el origen del dinero que le habría permitido comprar una casa en Argentina y, recientemente, criticó al ministro luego de un operativo en Villa Tunari, donde se descubrió piscinas de criadero de pescado, en fábricas de cocaína.

«MENTIROSO»

En octubre del 2022, Morales llamó mentiroso a Iván Lima y aseguró que hay una persecución judicial contra la dirigencia del MAS-IPSP.

En octubre del 2023, Morales aseguró que Lima y el embajador de Bolivia en Venezuela, Sebastián Michel, preparan un proceso contra él por pedofilia, con la intención de inhabilitarlo a la candidatura.

En enero, Morales responsabilizó a Lima del bloqueo de caminos, protagonizado por el evismo contra la prórroga de magistrados.

OTROS NOMBRES

Entre otras arremetidas, Morales dijo que el dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, pasará a ser el “peor ejecutivo” del sector y denunció que recibió dinero en la gestión de Jeanine Áñez, en 2019.

También criticó al ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño; la ministra de la Presidencia, María Nela Prada; el ministro de Defensa, Edmundo Novillo; y el viceministro de Coordinación Gubernamental, Gustavo Torrico.

Los expresidentes, Jorge “Tuto” Quiroga y Carlos Mesa no estuvieron ajenos a la crítica.

Vía: Opinión