martes, mayo 21

Constructores de Montero fueron capacitados en albañilería y construcción civil gracias a Itacamba y CRE R.L.

A través de un convenio entre Itacamba y la Fundación CRE, 37 personas recibieron certificados avalados por la Facultad Politécnica de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno.

Rostros de felicidad y ánimos de superación se vieron en el Centro Social y Albergue Municipal del Adulto Mayor, de Montero, cuando los 37 graduados del curso de Actualización de Albañilería y Construcción Civil, recibieron sus certificados en el marco del programa de responsabilidad social cooperativa Construyendo por una vida mejor. Los diplomas tienen el aval por la Facultad Politécnica de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno. Esta capacitación se efectuó gracias al convenio entre Itacamba y la Cooperativa Rural de Electrificación, CRE R.L., a través de la Fundación CRE.

Karina Fernández, directora de Responsabilidad Social de Itacamba resaltó los resultados de esta alianza institucional. «Este curso le permite abrir puertas en el mercado laboral con la certificación de sus conocimientos», señaló la ejecutiva.

A su turno, Edwin Ríos, gerente de Gente y Gestión de la cementera cruceña invitó a los graduados ejercer su oficio con profesionalismo. «Ahora tienen que demostrar la calidad de su trabajo», señaló.

El acto fue presidido por Nancy Tambo, presidente de la Fundación CRE, que destacó la presencia de las cinco mujeres que participaron del curso. «Estamos orgullosos de contribuir al desarrollo cruceño a través de la formación de mano de obra calificada», afirmó.

Roberto Amelunge Méndez, gerente de Asistencia y Comunicación al Consumidor de CRE R.L. manifestó que este noble oficio no solamente se hace con cemento y arena sino también con valores como los que tiene el cooperativismo. «Ustedes son testigos del impacto positivo de este sistema en el departamento», sostuvo el representante de la Cooperativa.

Las clases fueron teóricas y prácticas, pues se elaboraron obras en el predio municipal del norte cruceño, como un paseo peatonal con bancas, mesas redondas y mesas de ajedrez con la adaptación para las personas que utilizan sillas de ruedas. Se hizo lo propio en la Unidad Educativa La Esperanza.

Con el programa Construyendo por una vida mejor, Itacamba y CRE R.L. han capacitado desde el 2018 a más de 750 albañiles entre hombres y mujeres para calificar la mano de obra y de esta manera generar ingresos económicos en sus hogares.