sábado, mayo 18

¿Cómo responde la Alcaldía tras conocer que desistieron del revocatorio al alcalde Jhonny Fernández?

Al mediodía se supo que la plataforma ciudadana que impulsaba la iniciativa no presentó los libros notariados al Tribunal Electoral

«Es un día de regocijo municipal», así respondió la Alcaldía tras conocer que la plataforma ciudadana que impulsaba el revocatorio al alcalde Jhonny Fernández, no presentó los libros notariados al Tribunal Electoral. «En un municipio donde el padrón es más de un millón de votantes, esta intensión de falso revocatorio no ha podido si quiera llegar a las 100.000 firmas y esto se tiene constatado por gente que estuvo dentro del revocatorio», reveló Bernardo Montenegro, director Jurídico de la comuna, en conferencia de prensa. 

Según el funcionario, «esto, pese a que tuvieron el financiamiento de empresarios que quieren jugar a políticos que, en lugar de trabajar por la población, prefieren crecer tratando de perjudicar una gestión».En palabras del abogado, la población ha demostrado que «valora un alcalde que trabaja por la unidad de las instituciones, que está garantizando el censo, garantizando recursos; un alcalde preocupado por la salud, la educación; que ha hecho y está haciendo obras».

En otras palabras, «este es el resultado, que la población ha dicho: ‘Apoyamos esta gestión'».Aseguró que el anuncio de los activistas de destruir los libros con las firmas recolectadas solo «denota la vergüenza y estafa que fue esto, diciendo que quemarán los libros y lo harán para evitar que salga a la luz que no se llegaron ni a las 100.000 firmas y, seguramente, han pedido recursos para todo el proceso, que no pudieron cumplir».

Montenegro sostuvo: «El Tribunal (Electoral) informa desde el inicio el procedimiento y los requisitos que se exigenDebieron reconocer que se equivocaron y aceptar que la mayoría apoya la gestión del alcalde Jhonny Fernández».

Sin embargo, Lilibeth Coímbra, activista impulsora del revocatorio, explicó que se superó la exigencia del Tribunal Electoral sobre las firmas. Se pidieron 325.763 firmas y «se consiguió más de 326.000, que son todas esas personas que no están contentas con esta gestión municipal, que quieren obras y mejores condiciones de salud y educación».

Asimismo y, a través de sus redes sociales, Coímbra aclaró: «En ningún momento dije que se ‘quemarían’ los libros, dejen de distorsionar mis palabras; dije que, para que la ciudadanía se sienta tranquila de que sus datos no se usarán para ningún otro fin, se está pensando en destruirlos previa verificación y conteo ante notarios públicos y prensa».

 «Para con esto dar certeza de que los datos de los firmantes no pasarán a ningunas otras manos, Eso no se hará inmediatamente, primero hay que levantar actas de la cantidad de firmas, como respaldo legal de que sí se juntaron la cantidad de firmas indicadas. Además ,quemar es malo para el medioambiente», agregó la activista.

Vía: El Deber