martes, mayo 21

Censo: Municipio clausuró 20 locales que vendían bebidas alcohólicas durante el auto de buen gobierno

La Alcaldía cruceña informó que los controles continuarán y recordó que existen sanciones para los infractores

Una veintena de locales fueron clausurados por el Municipio cruceño, durante los operativos de control de expendio y consumo de bebidas alcohólicas, actividades prohibidas desde el primer minuto de este viernes 22, según lo que establece el auto de buen gobierno por el censo.

Manfredo Borda, secretario de Seguridad Ciudadana, indicó que continuarán las labores de control y los operativos “para hacer respetar el auto de buen gobierno”. Estos operativos se realizan en conjunto con la Policía y otras reparticiones municipales, como la Defensoría de la Niñez y Movilidad Urbana.

Advertencias

“A todos los ciudadanos les decimos: ‘Prohibido consumir bebidas alcohólicas, evítense problemas’. A todos esos boliches que hoy día tienen las intenciones de abrir, queremos mencionarles que vamos a estar, desde las 7:00 de la noche, haciendo los operativos en los 15 distritos municipales, con la Policía Boliviana. Evitemos que puedan ser aprehendidos”, advirtió Borda.

Clausuran boliches que incumplían auto de buen gobierno
Clausuran boliches que incumplían auto de buen gobierno

Sobre las sanciones para quienes incumplan las restricciones de auto de buen gobierno, el funcionario indicó que incluyen la clausura del local, durante 10 días, y una multa de 2 mil UFV.

El sábado 23, todos deben quedarse en casa

Para el sábado 23, fecha del censo, las restricciones incluyen la circulación peatonal y vehicular, además de los viajes. Desde el INE indicaron que, incluso después de haber sido censadas, las personas deben mantenerse en sus viviendas.

El auto de buen gobierno establece que se debe permanecer en casa desde las 0:00 hasta las 23:59 del sábado 23 de marzo.

En todo el país
Estas medidas se cumplirán en todo el país; cada uno de los gobiernos departamentales emitió un auto de buen gobierno con las restricciones.

Vía: El Deber