domingo, marzo 3

Arce sale ‘arropado’ por ‘guardianes’ del Pacto de Unidad; juntos piden otro congreso azul en El Alto

Al grito de “congreso, congreso, congreso”, los representantes de las organizaciones más representativas desfilaron esta mañana en la palestra de la Casa Grande del Pueblo y declararon su lealtad al Gobierno.

A la cabeza del presidente del Estado, Luis Arce, y el vicepresidente David Choquehuanca, al menos una decena de organizaciones sociales del Pacto de Unidad cerró filas a favor de la gestión del Mandatario y envió un mensaje al líder del Movimiento Al Socialismo, Evo Morales.

Le dijo que “se debe realizar un nuevo congreso en El Alto con todas las representaciones”.

La Confederación de Choferes de Bolivia, la Confederación Nacional de Juntas Vecinales (Conaljuve), organizaciones gremiales de todo el país, la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia, los trabajadores fabriles del país, los Interculturales, el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Quyasullu (Conamaq), las Bartolinas, la Central Obrera Boliviana (COB) y otras organizaciones que conforman el denominado Pacto de Unidad, dieron su apoyo a Arce.

 Negaron haber recibido “sobornos” de la gestión del Jef de Estado y del gobierno de Jeanine Áñez, y exigieron la realización de un nuevo congreso.

CONGRESO Y MENSAJES PARA EVO

Muchos de los dirigentes, de forma directa e indirecta, enviaron un mensaje conjunto al expresidente Evo Morales.

“Deje de dividir a las organizaciones sociales, no lo vamos a seguir permitiendo”, “apelamos a su conciencia para dar curso también a este nuevo congreso. Caso contrario, el pueblo verá qué se hace”, “exigimos respeto de la Constitución Político del Estado, no hay aquí re reelección”, fueron algunos de los mensajes directos al cocalero.

La premisa central es la realización de un nuevo congreso en El Alto y ya no en el Trópico. Además, se debe convocar a “todas” las organizaciones sociales para elegir en conjunto a las autoridades nacionales.

El tercer punto de mayor coincidencia fue la lealtad para con Arce y Choquehuanca.

Estos fueron algunos de los mensajes de dirigentes de Choferes, Fabriles, Conamaq, Confederación Única y la COB respectivamente.

“Las organizaciones matrices estamos unidas para defender el proceso de cambio y defender a nuestra gestión de Lucho y David”.

“Estamos lado a lado para defender nuestra democracia. Vamos a hacer respetar la elección democrática de nuestro Presidente”.

“Nuestro Presidente ha ganado con más del 50%. Ese voto se respeta. Hermano Presidente, no se queda solo, somos guardianes de ustedes”.

“Este es el verdadero pacto, los dirigentes verdaderos, reconocidos hermano Lucho”.

“Hemos llamado a la reflexión, no se dejen llevar por las mentiras, discursos falsos, discursos derechistas. Nosotros estamos sellando la unidad granítica en torno a Lucho y David”.

NI COBARDES NI TRAIDORES

Por su parte, Arce agradeció la presencia de todas las representaciones de las organizaciones y manifestó su apoyo al pedido de un nuevo congreso.

“Estos son los movimientos sociales que defendieron al gobierno en 2019. Estas organizaciones dieron la batalla en 2020 al gobierno de facto. Son estas organizaciones sociales las que hoy reclaman para que no se les arrebate su instrumento político. Todas las notas enviadas al MAS IPSP de que se realice para que de manera consensuada se convoque a un congreso del MAS para que se elijan a las autoridades no han sido escuchadas”, expresó el primer mandatario.

Arce acotó, en alusión a los impases entre «evistas» y «arcistas», que no se debe dividir y perseguir a ejecutivos.

“No está bien que se siga dividiendo y persiguiendo a ejecutivos. No está bien que se esté realizando un matonaje político como en épocas de dictadura. Nuestras organizaciones merecen respeto por todo lo que hicieron en el país y por todo lo que seguirán haciendo”, sentenció.

Finalmente, Arce, en muestra del apoyo a su gobierno y haciendo referencias a los conflictos políticos del pasado, afirmó: “Aquí estamos todos quienes estamos dando la cara y dimos la cara. Aquí ni cobardes ni traidores”.

Vía: Opinión