domingo, mayo 19

Arce lamenta agresión a diputada Challco y dice que el pueblo juzgará en su momento a legisladores que boicotean créditos para obras

El presidente Luis Arce lamentó la agresión que el jueves sufrió la presidenta en ejercicio de la Cámara de Diputados, Verónica Challco, por parte de legisladores de oposición; asimismo, señaló que el pueblo juzgará en su momento a los parlamentarios que boicotean créditos para obras.

“Lamentamos que ese tipo de hechos hayan pasado. Nuestra gente humilde que quiere obras tiene que soportar esas agresiones físicas de esos asambleístas de derecha que lo único que quieren es oprimir al pueblo boliviano”, manifestó el Jefe de Estado este viernes, en Cochabamba, durante el acto de inicio de construcción del puente Sacambaya y accesos.

Legisladores opositores de Comunidad Ciudadana (CC) protagonizaron el jueves, en el inicio de la sesión, un acto bochornoso al tomar la testera de la Directiva de la Cámara de Diputados y agredir a la Presidenta en ejercicio, quien se vio obligada a declarar un cuarto intermedio y ponerse a buen recaudo.

Cercada por los opositores y en medio de gritos, Challco solicitó a sus colegas retornar a sus curules y les aseguró que les daría la palabra. Habló en castellano y quechua, pero su pedido no tuvo ningún eco.

El Primer Mandatario reprochó que en una lógica racista y discriminatoria, asambleístas opositores agredieran a “nuestras hermanas de pollera, a la gente que defiende obras para beneficio del pueblo boliviano”.

Asimismo, recordó que “malos parlamentarios con intereses políticos, personales y egoístas” paralizaron proyectos de ley que viabilizan créditos por más de $us 825 millones para obras de inversión pública.

“Pero les decimos a esos malos asambleístas nacionales que el pueblo los conoce y sabrá juzgarlos en su momento (…). El pueblo boliviano no olvida quiénes son los que no trabajan, el pueblo sabe quiénes boicotean al Gobierno, quiénes no quieren el bienestar”, señaló.

Arce denunció que parlamentarios afines a Evo Morales, Carlos Mesa y Creemos “son los que no quieren obras para el pueblo boliviano” y boicotean en la Asamblea Legislativa importantes proyectos de ley que ya cuentan con financiamiento externo.