domingo, mayo 19

Aguilera sobre conflicto de tierras en Guarayos: «Existe una estructura delictiva que pretende expandir la agricultura industrial»

De acuerdo con Jhonny Aguilera, viceministro de Régimen interno, hay un fallecido y ocho heridos, producto de los enfrentamientos por tierras, ocurrido en Pailitas, provincia Guarayos, el fin de semana. Así lo hizo conocer en EL DEBER Radio. Agregó que los predios son de propiedad fiscal y que, desde 2021, se encuentran en proceso de saneamiento.

Según Aguilera, una comisión se encuentra en el lugar, donde pretende identificar a los responsables y “comprender cuáles han sido las circunstancias que habría motivado que se produzca este suceso”.

“Lo que sí puedo garantizar es que las actividades de la Policía responden, no solamente a la intención del Estado de recurrir al diálogo, de recurrir a la intermediación para evitar que cualquier sector en conflicto llegue a estos extremos. Ahora tenemos un contingente policial manteniendo el orden y la paz en aquel lugar, sin descuidar de ninguna manera la posibilidad de una persecución penal”, aseguró el viceministro.

Reconoció que, si bien existen varios procesos legales por avasallamientos, muchos no han llegado a sentencia, “lo que da indudablemente entre comillas, una sensación de tranquilidad a quienes infringen la norma y que forman parte -desde nuestra perspectiva- de organizaciones criminales, pues se dedican al engaño, a la estafa, a la posesión de tierra, como este caso fiscal, con la intención de revenderlas a terceros. Y esto es lo que aconteció”.

Aguilera señaló que los sectores en conflicto están motivados por “intereses contralegales”, en referencia a la toma de tierras fiscales.

“Pretenden expandir la frontera agrícola, en algunos casos vinculada a empresarios; se contrata a personas con intención, precisamente, de la generación de estos eventos, que luego se traducen en cuestiones de orden ilegales de violencia”, describió.

Además, reconoció que “existe una estructura delictiva que pretende expandir la agricultura industrial. Eso quiere decir que lo que pretenden es hacerse de tierras de manera rápida, de manera indudablemente ilegal. Usan la violencia, usan la amenaza, usan el engaño y transgreden el derecho de propiedad de particulares. Esto quiere decir que primero hay una invasión, hay una ocupación y hay una ejecución”.

Cuestionado sobre la falta de “presencia real” de la Policía en la zona, donde se vienen desarrollando conflictos violentos y armados por avasallamiento de tierras, Aguilera manifestó: “Ese es un hecho que desmiento categóricamente”.

Argumentó que los sujetos avasalladores impiden “una adecuada intervención porque salen inmediatamente del lugar, no vuelven hasta los sectores donde ellos vivían con anterioridad, lo que, indudablemente, motiva un retraso”.  Se refirió a medidas de prevención, como aquellas relacionadas con el ordenamiento territorial.

Aguilera manifestó que, aunque “la Policía Boliviana no puede estar en todas partes”, reforzará el control y la vigilancia. Invitó a los dirigentes, cuyos derechos fueron vulnerados, a contactarse para “generar estrategias hacia el futuro con su participación”, en la búsqueda de soluciones pacíficas.

Los comunarios de la subcentral Pailitas identificaron como avasalladores a personas que estuvieron en tomas de tierra en junio de 2022 y en octubre de 2021, cuando un grupo de periodistas y policías fueron secuestrados por gente armada.

“Le garantizo que la persecución penal frente a estos individuos no ha cesado. Yo le estoy hablando de diálogo, de coordinación, pues lo que tenemos que hacer es entender que no debemos recurrir a la violencia para subsanar este tipo de hechos; (pero) si ha habido violencia, se ha trascendido la norma, entonces sí se ha roto el lindero de la conversación y nos toca perseguirlos con todo el rigor de la ley”, expresó el viceministro.

Aseguró que, en el caso del secuestro de policías en 2021, la institución verde olivo no solo se ha constituido en parte querellante, sino también en la parte ejecutiva. Recordó que, cuando trataron de realizar un operativo en el lugar sufrieron un ataque armado, aunque terminaron deteniendo a varias personas.

“Si se trata de más de dos personas que son reincidentes, nos toca insistir en acciones que permitan, no solamente generar una oportunidad de conciliación, esto ya no merece conciliación, merece una persecución efectiva”, sostuvo.

Vía: El Deber